Buscar
  • Ana Diéguez Aguilar

Los pájaros nacidos en jaulas creen que volar es una enfermedad. Alejandro Jodorowsky


Esta mañana estuve acompañando una actividad en L'escola dels Encants, la escuela de mis hijos. Pasé unas horas con varias niñas ayudando a arreglar sus libretas, añadiéndole hojas, cambiando la espiral. Mientras, conversábamos sobre varios temas y, por un momento, la conversación se centró en "el poder".

A mi me estaba costando cortar una espiral con las tenazas y les pedí ayuda.

- Chicas, ¿me ayudáis? Vamos a utilizar el poder de vuestras mentes. Juntas vamos a pensar que lo cortamos, solo pensando que podemos hacerlo.

Miraron fijamente el alambre y las tenazas por unos segundos y...Zas! Se cortó!

Nunca se me olvidarán esos ojos de sorpresa, esos gestos de asombro, las sonrisas de satisfacción.

-¿Sabéis por qué lo hemos conseguido? Porque lo hemos creído.

Seguimos hablando por un buen rato sobre el poder del pensamiento, de las palabras, el poder del verano, de la alegría, de la rabia. Incluso, una de ellas, me dijo el "poder de las palabrotas" y añadió, el poder de las palabrotas es el poder de la rabia. Yo les expliqué que ese poder podía ofender a alguien y que el mayor de los poderes es utilizar bien el poder, que para expresar la rabia con palabras, también podíamos inventar palabrotas no ofensivas, como decir con furia gachupicho, casimuri, jatacalan y estallaron a decir palabrejas rabiosas que llevaron a una risa sin fin.

Acabamos hablando de cómo yo utilizaba la ley de la atracción para encontrar aparcamiento, para alcanzar lo que deseo y sentí que en el transcurso del día la utilizarían ellas también, porque habían comprobado su efectividad.

Hubiera parado el tiempo en su compañía y les agradecí que me contagiaran de alegría, de inocencia y de vitalidad. Sois maravillosas, les dije. Tú también, me contestaron. Y nos alejamos sintiendo que a cada paso la unión se hacía mayor.


51 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon